Redacción: Jin Ming
Traducción y edición: Carlos

Tan pronto que me levanté esta mañana, vi los mensajes de unos amigos.  El PCCh Cortó directamente el suministro de agua potable a la comunidad de El Nuevo barrio de Chaoyang Sur, obligando que todos los residentes fueran llevados al centro de aislamiento. Ya no hay límite lo que hace el PCCh. Lo que dijo Miles Guo de las pruebas sin límite ya están  aquí.

El el distrito de Fengtai tiene instalado unas barreras electrónicas para domesticar los residentes como animales.  La verdad nunca he visto una barrera electrónica en mi vida, ni sé a qué se parece.

Hasta el famoso Waitan de Shanghai y el edificio icónico de CCTV en Beijing  están ya invadidos de hiervas silvestres en sus extensas explanadas por falta de circulación de gente.

Biden fue a Corea del Sur, llevando el avión de alerta en el cielo, y portaviones en el océano, en una alineación super rimbombante.  Fue a visitar las bases militares de alto nivel y el centro de producción de los chips. Y su próxima parada es Japón para discutir con este gobierno para establecer los proyectos de bases espaciales.

Sin embargo, el PCCh todavía anda en confinar la gente, promover las vacunas, implementar la política de Cero Contagio, y sostenerse las luchas internas. Y el pueblo sigue soñando.

Cada vez tengo más colegas y amigos que están encerrados en sus comunidades. Hoy, otro colega muy joven que sufre los sarpullidos por todo el cuerpo.  Fue a solicitar la consulta médica, y le dieron cita una semana después.   Aunque él mismo se sospecha  que es la reacción a las vacunas, de que sirve ya a esta altura?

La gente con la que me frecuenta sufre todo tipo de reacciones, y ya no sé qué tan  critica es la situación real.

Salí hoy otra vez con mi moto a pasear.  Si no fuera por los semáforos, podría yo correr con toda la velocidad. Porque cada vez hay menos vehículos en las calles.

Me sonó mi celular y fue mi hermana  que está encerrada en su casa.  Que se le antojó el pollo asado con cerveza. Dijo que no sabe para cuándo va a poder degustar este plato suculento.

Anterior: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 19 de mayo, 2022
Próximo: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 22 de mayo, 2022