Autor: billwilliam
Traductor:La Profecía Thiaoouba
Corrector de pruebas: La Profecía Thiaoouba

El Sr. Miles Guo denunció que otras facciones internas están obligando a Xi Jinping a dimitir como Secretario General del Partido Comunista Chino antes de la 20ª Convención Nacional del PCCh, que se celebrará este otoño, según la transmisión en directo del Sr. Guo el 19 de mayo de 2022.

Hu Jintao (ex secretario general y predecesor de Xi) y Zeng Qinghong (ex vicepresidente de la China comunista) habrían presionado a Xi para que dimitiera. Sugirieron que Xi debía renunciar al poder como Secretario General, pero que podía conservar el cargo de Presidente de la China Comunista, alegando que Xi había prometido previamente retirarse del cargo de Secretario General. En el sistema del PCCh, el Secretario General ejerce un poder absoluto, mientras que el de Presidente nacional es un título meramente simbólico. Se seleccionaron dos candidatos para ser el sucesor de Xi: Li Keqiang (actual primer ministro) y Wang Yang (actual presidente del Comité Nacional del PCCh de la Conferencia Consultiva Política).

A pesar de la remodelación de la cúpula directiva, la caída de Xi no significa democracia en China. Li Keqiang es un coludido con todas las facciones del PCCh, y el aliado de mayor confianza de Li es el vicepresidente Wang Qishan. En comparación, Wang Yang es un aristócrata rojo perteneciente a la familia de Qiao Shi, antiguo alto funcionario del PCCh. Aunque parezcan más ilustrados que Xi, ni Li Keqiang ni Wang Yang traerán la democracia a China. Según el Sr. Guo, quien ascienda al poder en el sistema del PCCh ejercerá el poder del régimen para llevar a cabo sus propias políticas y continuará con el gobierno del régimen. Un nuevo líder del PCCh no supondrá un cambio de régimen, por lo que este incidente no ayuda mucho a los esfuerzos por derrocar el régimen. De hecho, es posible que Li Keqiang imponga medidas más brutales contra los disidentes, como el Movimiento de Denunciantes, aunque él y el Sr. Guo se conozcan bien personalmente. El Sr. Guo conoce demasiados secretos de Li Keqiang.

Además, la pérdida de poder de Xi no es una buena noticia para Taiwán, porque el régimen del Partido Comunista Chino sigue decidido a invadir la isla. El régimen es cada vez más beligerante en medio de las luchas políticas internas y la depresión económica. La economía de la China comunista se hunde cuando grandes fondos como Blackstone y Goldman Sachs se deshacen de activos en China. Recíprocamente, los chinos ricos también venden activos en el extranjero y huyen. Las luchas internas, el colapso de la economía, la interrupción de las cadenas de suministro y el vertido de activos pueden ser indicadores de una guerra inminente por parte del régimen del Partido Comunista Chino.    

El fracaso más destacado de Xi es que ha caído en una trampa de sus rivales políticos. Desde 2015, sus rivales Wang Qishan (actual vicepresidente), Meng Jianzhu (ex secretario de la Comisión de Asuntos Políticos y Jurídicos), Sun Lijun (ex viceministro de Seguridad Pública) y Fu Zhenghua (ex ministro de Justicia) han persuadido a Xi para que inicie una campaña de persecución política contra Miles Guo, porque alegan que Guo posee 600 gigabytes de pruebas y grabaciones condenatorias de la vida privada de Xi y su familia y de sus activos de corrupción en el extranjero. Los rivales políticos afirmaron haber descubierto rastros de las pruebas condenatorias mediante ataques de hackers a los teléfonos móviles y ordenadores de Guo. Por eso Sun Lijun dijo que Xi se alegra de contratar a Steve Wynn para que presione para que Guo sea extraditado a China. En 2019, Xi descubrió que le habían engañado: las supuestas pruebas condenatorias aportadas por los rivales son falsas. Sin embargo, como Xi había ordenado las persecuciones políticas contra Miles Guo, el gobierno estadounidense impondrá sanciones a Xi y a su familia. El caso de Steve Wynn abrirá importantes investigaciones sobre personas que ejercen presión en nombre del partido comunista chino.

Xi cayó en esta trampa debido a tres puntos vulnerables 1) Xi se ha involucrado en actividades pecaminosas y, por tanto, teme ser filmado por cámaras ocultas; 2) al carecer de un control exhaustivo sobre la recopilación de información, Xi no puede procesar ni evaluar la veracidad de la información con prontitud; 3) el dictador está aislado y engañado por sus rivales políticos.

Tras el apoyo del régimen del PCCh a la agresión rusa contra Ucrania, Estados Unidos y los aliados occidentales se han dado cuenta de la maldad del régimen y emprenderán gradualmente acciones para derrocarlo. En cuanto a la preparación militar, las fuerzas aliadas se han centrado en Japón, Corea del Sur y Tailandia para reforzar la defensa de Taiwán. En el frente económico, los principales bancos chinos han informado a la dirección central del PCCh de un déficit de más de 10 billones de RMB, y se imponen duras restricciones a las retiradas de fondos de los bancos; todo tipo de hipotecas, préstamos y billetes de banco en China están en mora. Desesperada por conseguir dinero, la China comunista amenaza incluso con dejar de pagar su deuda externa si Estados Unidos no retira los aranceles punitivos. La caída del régimen del PCCh parece inevitable, tanto si Xi sigue en el poder como si no.

Artículo original:https://gnews.org/post/p2568549/