Redacción: Jin Ming
Traducción y edición: Carlos

En todo el país hay largas filas por donde quieras, inclusive hay filas para hacer las pruebas, excepto fuera del departamento de quejas y reclamaciones del gobierno.

Después de levantarme hoy, saqué dos pedazos grandes de carne de res con la intención de hacer la carne con pasta de soya, que es mi  especialidad. En esos años del servicio militar,por tener la comida suficiente para mi, solicité a trabajar en la cocina.  Aunque era trabajo más pesado, pero me sirvió para especializarme en un par de platos suculentos.

Hoy tuve una reunión de mi departamento en línea, con los colegas que se quedaron a dormir en el dormitorio de la compañía quienes tienen a su cargo de mantener las funciones de nuestra área. Dejé de ir a la oficina ya 23 días. Con la reunión de hoy, me di cuenta de que mi forma de pensar ya no es la de antes.

Supuestamente, en nuestro departamento la mayoría son graduados del doctorado, no deberían ser tan bobos por tanta preparación intelectual. Sin embargo, no sé de dónde sacaron esa enorme confianza en el comunismo.  Creen que la pandemia ya pasará, y la economía va a regresar a la normalidad, y que el país seguirá con un buen futuro. En un ambiente cómo este, me queda  cada vez menos espacio para mi. Por lo normal tengo los audífonos puestos aunque no lo uso para escuchar la música, pues lo he usado para no estar escuchando las babosadas que comentan entre ellos. Todos han sufrido los golpes del PCCh. También han hecho maldades ellos contra otros en algunas ocasiones.  A pesar de que se sienten un poco escabrosos, siguen confiados en este maldito partido.

Este distrito Chaoyang no sólo es famoso por las señoras chismosas, ahora se agrega a los que salen a desinfectar.

En el imagen muestra la salida de trabajadores vestidos en overol blanco para realizar la desinfección masiva.  Ya no hay palabras para expresar esta estupidez del gobierno local de Chaoyang.  ¿Esto es un acto para desinfectar las calles?  En realidad, lo que hay que desinfectar debe ser el cerebro de los funcionarios del PCCh.

Anterior: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 18 de mayo, 2022
Próximo: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 21 de mayo, 2022