Traducción:海奥華預言

Créditos de las fotos:Enlace a este artículo

Recientemente, Ma Xiaowei, secretario del Partido Comunista chino y director de la Comisión Nacional de Salud, escribió en un artículo: Debemos llevar a cabo con firmeza la política general de “Cero Covid dinámico”, mejorar y normalizar el mecanismo de vigilancia del virus, y estar preparados para convertir en permanentes los hospitales de cuarentena improvisados o los lugares de aislamiento en grupo.

La noticia indica que, aunque los casos de la epidemia en China están disminuyendo, el virus sigue evolucionando; la variante Omicron es altamente infecciosa y se propaga rápidamente, por lo que relajar las medidas de prevención de la enfermedad dará lugar a enormes infecciones en un corto periodo de tiempo. La noticia destaca que la cuarentena centralizada es especialmente importante para que los recursos médicos, ya sometidos a presión, no se vean desbordados. Por ejemplo, los hospitales improvisados han desempeñado un papel muy importante durante esta ronda de brotes en la provincia de Jilin y en Shanghai. La noticia afirma que la práctica actual de dividir las ciudades en tres zonas (zona de bloqueo duro, zona de restricción y zona de prevención) es el método más eficaz para contener la enfermedad. Además, la tecnología de la información se incorpora a las medidas de prevención de la enfermedad para controlar con precisión a la población. Además, para contener mejor la enfermedad, las principales ciudades de la China comunista están construyendo un sistema de muestreo de pruebas PCR del virus en 15 minutos.    

Algunos internautas compararon indirectamente la actual política de “Cero Covid” con las restricciones temporales de tráfico durante los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008: entonces, los conductores sólo podían conducir sus vehículos cada dos días en función de la asignación de números finales pares o impares en las matrículas de los vehículos. Al final, la llamada política temporal de 2008 se convierte en una restricción de tráfico permanente para los residentes en Pekín. ¿No van a convertirse también en políticas permanentes los mandatos de pruebas de PCR del virus y los hospitales de cuarentena improvisados?

El régimen del Partido Comunista Chino está despojando poco a poco al pueblo chino de su libertad, como si estuviera hirviendo lentamente una rana. Si el pueblo no despierta, el país se deslizará hacia un modo de campo de concentración como en Xinjiang. Los hospitales de cuarentena improvisados se convertirán en instalaciones permanentes si el régimen del PCCh no es derrocado.      

Fuentes de información: https://gnews.org/post/p2547427/

Subida por la editora: Eric Kim