Redacción: Jin Ming
Traducción y edición: Carlos

Hoy me levantaron a las seis de la mañana para ir a hacer las pruebas. Aparte me dieron el famoso “certificado de ciudadano de buen comportamiento”. Llegó  una noticia de gran esperanza para nuestro coto es la posible terminación de confinamiento para mañana.  A pesar de que la noticia corrió con gran agrado para muchos, no me da ni siquiera una pequeña sonrisa, porque el PCCh es demasiado malvado, y nosotros los Lao Bai Xing somos demasiado bondadosos, débiles, hasta muy pendejos.

Regresando de las pruebas ya no pude volver a dormir. Hice unas bolas de masa dulce con un caldo popular de Shanghai, para tener un típico desayuno de local.  Después del desayuno, puse a hacer brincos y estirar las piernas hasta quedarme empapado de sudor.  Mientras hacía ejercicio,  escuchaba la repetición de la transmisión en vivo de Miles Guo  que ya pasó hace rato.  Fuera de la falta de libertad para salir, todo lo demás está bien.

Tuve muchas llamadas telefónicas esta mañana  ya que los trabajos de la oficina están muy estancados desde que inició el confinamiento de hace dos semanas.  Están todos muy apurados. Para concluir de una manera simple, se resumen todas las cosas que circulan entre los amigos en dos:  las aseveraciones sobre el confinamiento  y el desastre del mercado bursátil. Estos días ha caído muchísimo el valor de las acciones y se escucha lamentos y desesperaciones de muchos. Podríamos imaginar las consecuencias si llegara a suceder la guerra contra Taiwán con las inminentes sanciones amenazadas por el Mundo occidental. Que será de la clase media en China? Sería este el precio que tenemos que pagar por pendejos?  Sabemos todos que en el país hay muchos “especialistas” que nos engañan.  Y si seguimos que nos engañen, entonces, quien nos salvaría de esta pendejada.

Por la tarde se estalló el contagio en Shunyi, un distrito muy importante de Beijing.  Con las pruebas que realizaron en las primeras dos semanas, el PCCh confió en que la población de Beijing  no percibía  nada ya que están los habitantes con sus cerebros bien lavados, y están confiándose  al partido de manera muy sumisas.  Creo que pronto caerá Beijing en el confinamiento total.

De verdad, este Putin es muy impresionante.  Se ve que a pesar de que  Rusia ha estado en absoluta desventaja en la guerra contra Ucrania, él sigue su desfile militar para conmemorar la Victoria por la Segunda Guerra Mundial. De verdad, un dictador que puede auto anestesiarse mentalmente,  no es un hombre cualquiera. Me reía desde chico de la novela del vestido nuevo del rey. Hoy veo que tanto Putin como Xi tienen el mismo espíritu para gozar la victoria.  Las grandes pérdidas causadas por la guerra ha diezmado la alineación del desfile en un estado lamentable. Por el otro lado, se transmitía el evento, mientras seguía la pelea para después difundirlo a todo el mundo. Las bombas ya  son auto dirigibles, y los drones son capaces de derribar los helicópteros.  Pues la  tecnología militar que maneja el gobierno de los EE.UU.  es de verdad de mi  respeto.

Por cierto, mañana inicia el sistema de manejar las pruebas por fechas pares y  nones.  Uno nunca sabe hasta dónde va a llegar el manejo inútil de las autoridades del PCCh.

Anterior: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 8 de mayo, 2022
Próximo: El diario en Beijing bajo el confinamiento, 10 de mayo, 2022