Traducción: bin
Corrección de pruebas y edición: Carlos

Los medios de comunicación chinos informaron el 28 de marzo de que en la reciente “presentación del informe anual de 2021” de Huawei, el presidente rotativo Guo Ping mencionó que Huawei se enfrenta ahora a la dificultad de la “falta de disponibilidad de la tecnología avanzada”, lo que significa que no puede obtener chips y placas electrónicas avanzadas en virtud de las sanciones estadounidenses.

Las cifras muestran que los ingresos globales de Huawei se situarán en torno a los 630.000 millones de RMB en 2021, la primera vez en casi una década que la empresa experimenta un descenso en sus ingresos, desplomándose un 28% respecto al año anterior. Sin embargo, la ganancia neta de Huawei en este año ha superado los 110.000 millones de RMB, lo que supone un aumento del 75,9% respecto al año anterior. En su respuesta, Meng Wanzhou sólo achacó la caída de los ingresos a las sanciones de EE. UU., pero guardó silencio sobre el injustificado aumento del beneficio neto.

Se entiende que Huawei recibió cerca de 100.000 millones de yuanes por la venta de la división de mayor prestigio a finales de junio de 2021, seguida de las negociaciones para vender su negocio de servidores X86 en noviembre de ese año. Tras la desintegración y venta de su negocio en múltiples ocasiones, Huawei cayó por primera vez fuera de los cinco primeros puestos del ranking de ventas de teléfonos móviles de China, y después se quedó fuera de la licitación de servidores de China Telecom de 2022.

En respuesta, los analistas señalan que el colapso de las industrias pilares, como los teléfonos móviles y los servidores, ha dejado a Huawei, cuya capacidad de R+D  sufre mayor caída bajo nuevas sanciones de EE. UU. En cuanto al inusual aumento de su ganancia neta, puede considerarse como una falsa ilusión favorable creada deliberadamente mediante la venta de los activos de la empresa.

Referencia: gnews.org