El Nuevo Estado Federal de China cuenta con excelentes relaciones con gobiernos y organismos del mundo para realizar la misión de derrocar el PCCh.