Traducción: La Profecía Thiaoouba

En su emisión del 28 de noviembre, el Sr. Miles Guo reveló que la nueva variante preocupante del coronavirus, B.1.1.529, denominada Omicron por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es otra arma biológica liberada por el Partido Comunista Chino (PCCh) para el nuevo ataque biológico contra Occidente. La tragedia de la propagación salvaje de la nueva variante del coronavirus fue advertida de nuevo con precisión por el Sr. Guo hace más de una semana.

Aunque, según la OMS, la variante Omicron se detectó por primera vez en Sudáfrica, y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos afirmaron el 28 de noviembre que no se había identificado ningún caso de Omicron en ese país, el Sr. Guo subrayó que, de hecho, la variante fue liberada por los agentes del PCCh primero en el oeste de Estados Unidos hace tres semanas y que está previsto que se extienda del oeste al este en breve.

Esta nueva variante es otra arma biológica del ejército de defensa química del PCCh, que se estableció en 1998 en Changping, Beiing, y se expandió rápidamente en 2007 cuando Xi Jinping fue promovido al politburó del PCCh.

Wang Yi, ministro de Asuntos Exteriores del PCCh, se encuentra ahora en África Occidental tras su visita a Sudáfrica. El PCCh ha enviado recientemente aviones militares a Oriente Medio y África para tender una cortina de humo a sus operaciones reales de liberación de nuevos coronavirus en Estados Unidos.

En esta nueva ola de infecciones, la mayoría de los nuevos casos se dan entre quienes se han vacunado dos veces, mientras que la tasa de vacunación de África es la más baja de todos los continentes poblados. Este hecho ha sido explotado por el PCCh y sus colaboradores de la fuerza oscura en Occidente y desmiente la alegación de que la variante Omicron se originó en África. Esta narrativa fue deliberadamente hilada para alimentar el odio y las fricciones raciales y causar disturbios sociales en Europa y Estados Unidos. Este es el pan de cada día de todos los regímenes dictatoriales.

El propósito específico del nuevo ataque biológico es destruir la cadena de suministro y la economía y agitar el malestar social en los países occidentales para que las democracias estén demasiado enfrascadas en sus problemas internos como para interponerse en la incursión del PCCh en Taiwán.

En el cálculo del PCCh, cuando los mercados financieros y las economías de otros países estén destrozados por la nueva variante, el antídoto del virus se convertirá en una valiosa moneda de cambio para que el PCCh negocie su aceptación de la anexión de Taiwán. Además, Rusia aprovechará esta oportunidad para invadir Ucrania al mismo tiempo que el PCCh ataca a Taiwán. El PCCh y el gobierno ruso creen que Estados Unidos es incapaz de hacer frente a dos guerras al mismo tiempo, especialmente cuando está asolado por la crisis financiera y económica y la agitación política.

¿Por qué Israel, con tantos científicos de primera categoría, no descubrió los siniestros secretos que oculta la vacuna COVID? Esto demuestra aún más que el PCCh y las fuerzas oscuras están confabulados para ejecutar su agenda premeditada para apoderarse del gobierno de toda la humanidad sembrando discordias y conflictos entre países y razas.

A lo largo de la historia, todos los regímenes dictatoriales, cuando se enfrentaron a graves crisis económicas y políticas, recurrieron a la expansión para aliviar la presión interna y acabaron haciendo la guerra a otros países. En estas circunstancias, todos los dictadores avivaron el nacionalismo y jugaron a ser Dioses porque, efectivamente, se les había ido la cabeza. Sus pueblos se verían entonces azotados por las hambrunas.

El PCCh y Xi Jinping no son una excepción. Esta nueva variante es extremadamente virulenta y peligrosa y ningún líder estatal mentalmente cuerdo tomaría la decisión de liberarla. Xi admira sinceramente a Adolf Hitler y, de hecho, su sueño de China proviene de la cita de Hitler: Sigo el camino que dicta la Providencia con la seguridad de un sonámbulo. Si el mundo aún no despertara a la maldad del PCCh, no habría un mañana para la humanidad.

Fuente: https://gnews.org/post/p1703768/