El día 23 de mayo, Jaime Metzl, designado al Comité Asesor de Expertos de la Organización Mundial de la Salud, pidió a todos los estadounidenses y toda la humanidad que se unan e investiguen a fondo la fuente de la Covid-19. Y la cuestión principal es fincar la responsabilidad al Partido Comunista de China porque ha estado ocultando la verdad del virus desde el primer día.

Nos sorprendemos de enterar ese giro tan repentino, Jaime Metzl, como asesor de la OMS y que trabajó para la administración Clinton y Biden, es un izquierdista neto, y un demócrata de carne y hueso,

No por casualidad, hace unos días, Anthony Fucci conocido como el verdadero padre del virus PCCh, admitió que la Covid-19 no procede de la naturaleza, es un producto del laboratorio, es artificial.

¿Probablemente han sucumbido a la conciencia de uno mismo?

En realidad, la razón fundamental es que se han dado cuenta de que la colusión con el PCCh ha sido destapada, y les da miedo de ser denunciados y encarcelados.

Naturalmente, la verdad sobre el virus PCCh no tiene nada que ver con la política, la etnia o la nacionalidad, es una responsabilidad común de toda la humanidad. Actualmente, la tendencia mundial es investigar detalladamente la verdad del virus y al final responsabilizar al PCCh, que es la única manera en la que se pueda devolver la normalidad a toda la humanidad.

Referencia: