Un valor disfrazado del PCCh nunca puede ser valor universal

  • Redacción y edición: Carlos
  • Corrección de pruebas: Shuaihu
Imagen

A solicitud de los diplomáticos del PCCh, el equipo del gobierno americano aceptó que en su viaje de regreso de las visitas a Japón y Corea del Sur recibirían a Yang Jiechi y a Wang Yi en el aeropuerto de Anchorage, cuando tenían que hacer la escala para retornar a Washington. 

El discurso de apertura  que aventó Yang Jiechi no fue cordial, ni diplomático.  Llegaron los dos representantes a la puerta de EE.UU. diciendo que el mundo occidental es  igualmente malicioso en el manejo de derecho humano y de crimen contra la humanidad con los indígenas.  Como son China y EE.UU. igualmente  malos en sus manejos, EE.UU. no está en la posición de criticar a China.  Por lo tanto, los temas de Xinjiang, Hong Kong y Taiwan no son temas a tratar ya que son netamente asuntos internos de China.  De pasada, criticó que EE.UU. no les ha dado el trato debido con los protocolos diplomáticos aceptados mundialmente para extenderles esta oportunidad de una conversación bilateral.

Los diplomáticos han cometido varios errores.

  1.  EE.UU. no les invitó a esta reunión, ni tenia el equipo planeado en su agenda incluir una conversación con China en esta visita a Japón y Corea del Sur.  Fue a solicitud de estos representantes buscando la manera de obtener una oportunidad de poder conversar con el gobierno americano, porque desde hace tiempo ya no hay canal de comunicación entre los dos gobiernos.  El equipo aceptó finalmente que se reunieran en el aeropuerto de Anchorage para escuchar lo que querían decir estos representantes.  La agencia noticiera de China tomó esta reunión como una visita formal para conservar la cara del gobierno ante el pueblo chino.
  2. La actitud de Yang Jiechi fue una sorpresa para el mundo entero.  El tomó la palabra para presentar sus peticiones, porque a eso vino, a pedir algo a EE.UU.  Y el contenido de su discurso resultó todo lo contrario, que  se llenó de crítica, de regaño, de reclamación.  En una palabra:  vino a callarle la boca al gobierno americano.  A fijar la posición del gobierno americano, que es tan malo como el gobierno del PCCh.  Por lo tanto, EE.UU. no puede sentirse inocente para exigir a China.

Con estos dos puntos se da entender con claridad que China no viene a pedir conciliación, sino más confrontación porque no está dispuesta a reconocer nada, ni la difusión al mundo con el arma biogenética del virus PCCh, ni  genocidio y lesa humanidad contra Xinjiang, ni las arbitrariedades en cuestión territorial con Japón, Taiwán y el Mar meridional de China. Vinieron los representantes chinos a sentarse en la mesa con representantes americanos para decirles:  así somos, tan malos como uds.  háganse a un lado, y no se metan en asuntos que no les incumban. 

Luego, estos señores acostumbrados de recepciones rimbombantes en China se sintieron que después de la “reunión” no hubo ni siquiera una cena de recepción diplomáticamente.  En la agencia noticiera en China criticó a EE.UU. que la economía americana anda tan mal que no tiene ni para invitar los huéspedes a cenar. 

Para responder a lo que dijo Yang Jiechi, el representante americano dijo de manera contundente:

No estamos para asfixiar a China.  Pero, en realidad hay que hacerlo por la continua conducta peligrosa de Beijing, no  queda más remedio al mundo entero  a hacerlo.

En el pasado, los diplomáticos se portaron siempre de manera astuta, pretendiendo con la impresión de ser amistosos y responsables.  Pero, ahora, se portan tan arrogantes fuera de nuestra creencia. Yang Jiechi llegó a Alaska para desenmascararse dejando ver la verdadera y repugnante cara del PCCh.

¿Podrá el mundo mantener la paz mientras el PCCh siga gobernando China?  Desafortunadamente la respuesta es No. Un grupo inseguro y balístico que gobierna alimentado por una ideología que exige la obediencia de todos, es ingenuamente incompatible con la estabilidad que el mundo necesita.

Falta un segundo día en esta reunión de petición de los representantes chinos.  Con lo que sucedió en el primer día es de esperar que no va a resultar nada productivo, si antes no explotara enfrentamiento diplomático con mayor magnitud.

https://apnews.com/article/donald-trump-alaska-antony-blinken-yang-jiechi-wang-yi-fc23cd2b23332fa8dd2d781bd3f7c178

0
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments