Sin cepa original, no habrá vacuna efectiva

  • Redacción y edición: Carlos
  • Corrección de pruebas: Shuaihu

La vacuna contra el virus COVID-19 es el tema más comentado en los medios de comunicación estos días.  Hay mucha controversia relacionada a que si cualquier vacuna que está en el mercado es segura ó no, si es efectiva ó no. 

El 27 de febrero emitió Infowars.com un vídeo denunciando los implícitos daños que la vacuna puede ocasionar al cuerpo humano no de manera inmediata, sino después de algunos años como una reacción a algunos ingredientes empleados en fabricar estas vacunas.  Las empresas farmacéuticas aceleraron la producción de vacunas para responder una aparente necesidad urgente con el afán de ayudar a la población a alejarse del peligro del contagio de COVID-19. Invariablemente en esta carrera de producción de vacuna han sacrificado varios factores para dar algo seguro y efectivo al mundo.  Claro, en el fondo es ganar esta carrera para ganar mucho dinero, pero, mucho dinero. 

Hoy enfrentamos una vez más la cuestión del valor de la vida humana contrapuesta al valor económico del comercio.  ¿Por qué el ser humano puede actuar con tanto egoísmo cuando se trata de los intereses económicos? 

La Dra. Li-Meng Yan de Hong Kong quien apostó su vida para escaparse de las manos del régimen comunista del PCCh, y logró llegar a Nueva York para avisar al mundo entero que el COVID-19 es un arma bio genética fabricada en un laboratorio del Ejército Popular de Liberación del PCCh, y fue lanzada intencionalmente al mundo para acabar la superpotencia de los Estados Unidos de América, así, para lograr sus ambición de dominar el mundo.  Ella ha ofrecido dos reportes en el año pasado para demostrar al mundo que este virus es fabricado artificialmente, lejos de la falsa verdad de procedencia natural que el PCCh ha querido engañar al mundo. 

Después de un año el mundo empieza a entender poco a poco que esto no es una pandemia natural, sino, una guerra bio genética.  Los fabricantes farmacéuticos han seguido en camino convencional con la mejor intención de ofrecer algo para atenuar el efecto devastador que el COVID-19 está dañando la vida humana.  Sin embargo, la solución no es la vacuna ahora.  Hace falta que los políticos a nivel mundial tomen una decisión partiendo de los comentarios de la doctora Yan:  Mientras no hay la cepa original de este virus artificial, no habrá posibilidad de desarrollar una vacuna efectiva.  La única manera de lograrlo es primero exterminar el PCCh.” 

Efectivamente, para poder tener la cepa original, es cortar de raíz el tumor que está infectando el mundo, con la cual los investigadores tendrían la oportunidad de desarrollar algo efectivo con tiempo sin enfrentar nuevos brotes que podría seguir diseminando el PCCh, porque este maldito partido posee más de 5000 virus en el laboratorio del EPL, ya que el PCCh está decidido a acabar el EE.UU. a cómo de lugar.  Para que el mundo tenga la paz de nuevo, es necesario que todos los países emprendan una acción conjunta para exterminar este maldito enemigo.

Referencias: 

https://www.infowars.com/posts/big-pharma-whistleblower-reveals-dangers-of-mrna-vaccine/

0
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments