Una lucha política vale más que la vida del pueblo

  • Redacción y edición: Carlos
  • Corrección de prueba: Shuaihu

El noreste de China, hoy se refiere específicamente a las tres provincias de Liaoning, Jilin y Heilongjiang, es una región rica de recursos naturales.  La invasion de Japón en 1937 precisamente tenía la intensión de anexar esta región a su dominio geográfico.

Bajo el gobierno del PCCh, la región noreste ha sido saqueada por el mismo gobierno.  Los recursos naturales fueron extraídos para desarrollar el resto de China, y no ha inyectado recursos para desarrollar adecuadamente esta zona.  La economía regional sufre continuas caídas, lo que ha provocado la desintegración de la confianza de la gente de la región, y la sociedad se ha vuelto cada vez más insatisfecha a causa de las luchas de poder del PCCh que ha afectado la economía y la vida de la gente de esta región.

Un líder veterano del partido comunista le dijo a The Epoch: “Dado que China no es una economía de mercado, dondequiera que se desarrolle ó donde no se desarrolle, depende de las directrices del central del PCCh.  Si el régimen otorga política de desarrollo económico, entonces hay concesión de tierra y  dinero para que la gente  haga el desarrollo”. Por ejemplo, ambos Dalian y Shenyang son ciudades importantes del noreste, pero “los dos lugares básicamente no se han desarrollado en estos años”, “Esta región tiene un clima igual al del noreste de Estados Unidos.  El noreste de los Estados Unidos siempre ha sido la región más desarrollada de los Estados Unidos para la industria y el comercio. Sin embargo, el noreste de China solía ser la base industrial más importante de China, pero hoy por hoy es una zona económicamente atrasada de China.”

A principios de este siglo, el Partido Comunista de China intentó revivir el noreste. En octubre de 2003, el Comité Central del Partido Comunista de China y el Consejo de Estado emitieron “Varios dictámenes sobre la implementación de la estrategia de revitalización de las antiguas bases industriales en el noreste de China”.

Posteriormente, el crecimiento económico de las tres provincias del noreste comenzó a acelerarse, reduciendo gradualmente la brecha de desarrollo con todo el país. En 2008, el porcentaje del PIB de las tres provincias nororientales del país ascendió al 8,62%. Es la primera vez que la proporción del PIB de las tres provincias nororientales del país deja de caer presentado el signo de repunte desde el siglo XXI.

Sin embargo, el gráfico de 2009-2020 de la participación del PIB nacional de las tres provincias de la provincia nororiental describe con mayor claridad el cronograma del declive de la vía intermedia en las tres provincias: desde 2012, la proporción del PIB de las tres provincias volvió a presentar el signo de declive.  Curiosamente, inició en el año 2012 cuando Xi Jinping derrotó a Bo Xilai, que estaba profundamente enredado con el noreste. En octubre de 2013, Bo Xilai fue condenado a cadena perpetua.

Gráfica del % de GDP de las tres provincias del Noreste de China.

Los expertos creen también que el gobierno central no da políticas preferenciales para las tres provincias y no apoya el desarrollo del Noreste, debido a los enfrentamientos personales entre Xi Jinping y Bo Xilai.

Bo Xilai es un opositor político apoyado por la facción de Jiang Zemin del Partido Comunista de China y que compite con Xi Jinping por el liderazgo del Partido Comunista Chino. Antes de ingresar a Beijing en 2004, ocupó puestos importantes en  el noreste (Liaoning) durante 20 años; En 2012, y el director de Seguridad Pública Municipal de Chongqing, Wang Lijun, hombre clave de Bo desertó y refugió al consulado americano en la ciudad.  La conspiración que llevó a la connivencia con la facción de Jiang, provocó que Zhou Yongkang lanzara un golpe de estado, el cuál fue descubierto y finalmente desarticulado por Xi Jinping. 

El informante indicó a La Gran Época que las autoridades del PCCh han monitoreado las quejas en la región noreste, y cree que  Xi Jinping odia tanto a la gente del noreste como a esta región, debido a sus diferencias personales y luchas políticas con Bo Xilai, ¿Se justificaría sacrificar el desarrollo de las tres provincias del Nordeste por una causa personal?”  Para un régimen totalitario como el PCCh, todo es posible, y vale más el poder que la economía, y la vida de los 1400 millones de chinos.

Referencias: 

https://www.epochtimes.com/gb/21/2/15/n12753131.htm

0
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments