Gobernar un país es como cocinar un plato fresco y sabroso, derrocar al PCCh comienza con quitar leña del fuego

黯然神殤    Taiwan Farm (in planning)

Traducido por el grupo de traducción de Taiwán风风 謎擬Q

El mundo de hoy se encuentra en medio de un gran evento que afecta el destino de toda la humanidad: la turbulencia del orden mundial en el período posterior a la Guerra Fría.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría e incluso hasta el día de hoy, el sistema mundial que lidera Estados Unidos se enfrenta a desafíos sin precedentes. El Partido Comunista Chino (PCCh) desarrolló el socialismo con características chinas (esencialmente, el comunismo que representa a la fuerza al pueblo chino en el mundo, disfrazado de socialismo) que desafía y amenaza el nuevo orden.

La República Popular China nació en la Segunda Guerra Mundial, se desarrolló durante la Guerra Fría, en la actualidad continúa con su formación. En la era posterior a la Guerra Fría, el mundo occidental liderado por Estados Unidos tiene ilusiones sobre este régimen que se autoproclama representante de los chinos. Se espera que por medios pacíficos, después de su desarrollo y prosperidad, el comunismo pueda ser abandonado e integrado en el mundo occidental.

Inicialmente, en 1971, la República Popular China (China) reemplazó a la República de China (Taiwán) en las Naciones Unidas. Esta fue la recompensa que le otorgó el mundo occidental por ayudar en la disolución de la Unión Soviética durante la Guerra Fría. En 2002, se le permitió unirse a la OMC como una señal de reconocimiento, e incluso la posterior política de apaciguamiento del PCCh, son en gran parte la expectativa de que el PCCh podría cambiar.

Los países occidentales aceptaron este régimen, levantaron su bloqueo y les permitieron acceder a divisas extranjeras como el dólar estadounidense.

Sin embargo, el PCCh propagó estas acciones a nivel nacional, ya que el mundo necesita el mercado chino.

Al revertir causa y efecto, alterar la historia, enfatizar la necesidad del PCCh y jugar juegos de palabras con el sistema legal, le dio al mundo la ilusión de cambio.

Estos trucos también hicieron que el pueblo chino bajo su gobierno no supiera la verdad.

Es decir, el régimen del PCCh ha abandonado su propia creencia de que el comunismo es la forma final de la civilización humana.

El hecho de que se sometiera a ser el segundo (posicionarse detrás de los EE.UU.), apunta a hacer los sacrificios escenificados del comunismo para presentarse paulatinamente al mundo y finalmente lograr la eliminación de la propiedad privada y otros sistemas sociales distintos al comunismo, porque el PCCh cree que estas son teorías atrasadas y las propias son las más avanzadas.

Incluso las redes sociales, las empresas de tecnología occidentales que buscan riqueza, poder y sus propios beneficios, han ayudado al PCCh a construir un cortafuegos, lo que le permitió al partido realizar trucos de dos caras. Por un lado, adopta una política de dictadura y tiranía contra su propio pueblo, y por otro, pretende representar a los chinos para engañar al mundo entero.

Las empresas de tecnología occidentales y el PCCh quieren conspirar con los derechos de propiedad privada, así controlar el poder de la humanidad y construir un nuevo mundo de comunismo. Esto es lo que conceptualizan como el gran reinicio.

Con todo esto, el PCCh finalmente logra engañarle a uno mismo, haciéndole olvidar por completo por qué puede tener todo lo que tiene hoy. Bajo esta circunstancia, consiguió que todo el pueblo chino crea que todo es mérito del PCCh, pero cuando él está en el exterior predica que todo es debido al esfuerzo de todos los chinos.

Este doble discurso y comportamientos inconsistentes se convirtió en una tradición para engañar y ocultar al sistema, de modo que los jóvenes bajo su gobierno se volvieron poco a poco arrogantes. La historia que entienden está distorsionada. La confianza en sí mismo está construida sobre esta base, junto con el evidente rápido desarrollo económico y la constante infusión de fondos para la codicia del mundo occidental, han exacerbado su autopercepción de sesgo.

Las premisas anteriores, permiten al lector comprender realmente a qué nos enfrentamos.

Cuando comenzó a desafiar al mundo occidental liderado por Estados Unidos, el concepto comunitario del destino humano, las nuevas relaciones entre China y los Estados Unidos, la internacionalización del RMB, la estructura del sistema petrolera del RMB, la franja y la ruta, la digitalización del RMB y otras acciones, avanzaron en nombre del desarrollo económico. Al mismo tiempo, exportaron la ideología comunista. Estas políticas impactan constantemente el valor del sistema del dólar estadounidense, tratando de utilizar el llamado mercado socialista con características chinas (un sistema económico de acceso a la distribución bajo la dictadura comunista que representa a la fuerza a los chinos en el mundo) para sucumbir a esas empresas y países que no pueden acceder fácilmente a enormes poderes y beneficios en el mercado occidental. Aquellos que interactúan con el PCCh caen en la trampa del beneficio, la ley, la moralidad y la seducción. No podrán escaparse fácilmente de ellos, es como consumir drogas. Finalmente apoyan y defienden el comunismo del PCCh. Esto es lo que se conoce como estrategias BGY (Azul: control de Internet; Oro: Influencia a través del soborno; Amarillo: Afirmar el control sobre personas clave a través del sexo y la seducción).

Al principio, Taiwán (República de China), a diferencia del resto del mundo, fue muy sensible y cauteloso al respecto, debido a los conflictos diplomáticos en el Estrecho de Taiwán.

Con la ola de globalización, el PCCh tiene la intención de normalizar ese comportamiento diciendo que dejará que el mundo se acostumbre, e inconscientemente comenzarán a cambiar algunas de las reglas del mundo original. Desde dentro del cortafuegos comenzó a extenderse y afectar al mundo.

Según el proverbio chino, gobernar un país es como cocinar un plato fresco y sabroso. Hierve lentamente y penetra gradualmente en la superficie del mundo. Finalmente, cuando el presidente Xi aceleró a fuego alto para la recolección de la esencia, el Movimiento Denunciante comenzó con la acción de sacar la sopa hirviendo de la olla y volver a ponerla para detener la ebullición. En este momento, esta olla de sopa, que el PCCh llama al pueblo chino demuestra que el PCCh se ha separado del pueblo chino como el aceite y el agua.

Por eso el PCCh debe ser erradicado por completo a través de la ley, los Estados Unidos y también desde dentro del partido. Todo esto debe contrarrestar las tácticas BGY del PCCh.

Comenzando con la premisa de que una persona justa debe tomar el dinero de las personas de manera adecuada. Debemos usar este principio de justicia para regular y derrocar al comunismo.

Primero, derrocar al PCCh desde dentro del partido

Y esos estándares deben ser implementados por aquellas personas que tienen la necesidad de destruir el comunismo y luego están los compañeros. Tenemos camaradas dentro y fuera del cortafuegos.

Los que están dentro del cortafuegos son aquellos continentales que no están dispuestos a aceptar un destino tan trágico y despertar, debido a la lucha de juego de suma cero dentro del sistema del PCCh, en el que la derrota es la muerte segura.

Segundo, derrocar al PCCh junto a Estados Unidos.

En los Estados Unidos existe la Constitución estadounidense, que regula la identidad de todos los americanos, sus derechos y obligaciones como seres humanos en un sistema democrático y libre.

La política estadounidense es política estadounidense, por lo que hay demócratas y republicanos que demuestran diferentes visiones del mundo y valores sobre la vida estadounidense.

Persiguen intereses personales en la vida con diversas actitudes y posiciones para darse cuenta del valor de la vida.

Una sociedad pluralista como Estados Unidos tiene mecanismos que permiten tal diversidad. Es la razón por la que los estadounidenses fueron a los Estados Unidos y es la piedra angular de la nación. Al mismo tiempo, también es el núcleo del desarrollo del PCCh en el contexto actual. “Quien ata la cascabel debe desatarla él mismo”.

Tercero, derribar al PCCh por ley.

Independientemente de cualquier disputa bipartidista en los Estados Unidos, solo puede haber un Estados Unidos de jure y un estadounidense de jure, si ambas partes mantienen la misma identidad constitucional. Como ningún partido está por encima de la Constitución, no sería un Estados Unidos republicano, ni sería un Estados Unidos demócrata, de ser así, los Estados Unidos ya no existirían en el mundo.

El orden mundial actual es un sistema legal desarrollado en el espíritu del contrato de la civilización cristiana.

Hoy en día, las leyes y los acontecimientos están estrechamente relacionados con él y se remontan a su origen. Es la fuerza impulsora detrás de este sistema y uno de los factores clave que ha dado forma a la historia.

Dada la premisa de este evento y la estrategia para acabar con el PCCh.

Administrativamente hablando, Estados Unidos ha completado su política hacia el PCCh durante la presidencia de Trump.

Cambia lo fundamental, niega las expectativas de gobiernos pasados respecto al régimen comunista chino, entendiendo claramente que el régimen comunista chino no puede romper con la transformación del comunismo en capitalismo, ya no cree en la posibilidad de su reforma interna.

Bajo un cambio de política tan importante, inevitablemente tendrá un impacto en el campo de la ecología política y las relaciones internacionales. El proceso de guerra comercial entre Estados Unidos y China y la guerra bioquímica del virus del PCCh permiten que diferentes partes muestren y jueguen las cartas que tienen a mano (reformar o confrontar). Cada parte utilizará su propio interés como su objetivo principal para unir a otras partes, se encontrarán con el proceso de confianza y traición (dentro y fuera de cada parte). Eventualmente, diferentes partes encontrarán sus aliados y se asentarán.

Usando la lógica anterior para analizar las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2020, podemos entender la razón por la cual las elecciones presidenciales aún no han alcanzado un resultado final. Al final del día, ambas partes alcanzarán un consenso general, que es asegurar y consolidar la integridad de Estados Unidos. Los conflictos de ambas partes se verán comprometidos. Ambas partes aplicarán el arte de la negociación durante el proceso de comunicación, que consiste en utilizar la coacción para obligar a otras partes a rendirse, utilizando la compensación a cambio de un compromiso y una victoria. Los participantes de esta conversación son el Partido Republicano y el Partido Demócrata. El Partido Comunista de China, que es el tema principal de las negociaciones. El PCCh está destinado a pagar el precio de las heridas internas que ha creado intencionalmente en Estados Unidos.

Cuando Estados Unidos estableció por primera vez relaciones diplomáticas con el PCCh, no esperaban ver los resultados que hemos visto hoy. Los políticos estadounidenses que se han unido al PCCh no podrán hacer frente a los grandes errores que cometieron; permitieron que el PCCh creciera y sintiera por Estados Unidos. ¡Me avergüenzo de ellos! Estos políticos no pueden negar el error que han cometido. Porque siempre dejarán huellas en los lugares por donde han transitado.

Esta negociación interna de Estados Unidos fue una revisión de las mismas reuniones que tuvieron lugar hace 50 años. En ese momento, quién convenció a quién. ¿Con qué método se aseguraron de que el PCCh se convierta en un sistema nacional que se ajuste al sistema social occidental? ¿Entonces, cuál es el resultado? ¿Se cumplen actualmente aquellos acuerdos?

El autor cree que esa es la razón por la que el presidente Trump definitivamente ganará.

El contrato que se pactó en ese momento y no se cumplió, por lo que no existe la obligación de continuar con el cumplimiento.

Un contrato bien intencionado se convierte en un vínculo que finalmente debe tragarse las amargas consecuencias. Nadie es tan estúpido como para dejarlo pasar.

El movimiento Denunciante nació sobre esta base y esperaba que el PCCh pudiera ser privado del pueblo chino. En la catástrofe que se avecina, para evitar exponer inadvertidamente a una parte de los chinos que no son seguidores del PCCh.

El reconocimiento de los votos electorales en el Congreso el 6 de enero solo muestra que dos partidos están dispuestos a continuar las negociaciones dentro del marco constitucional y que hay una garantía que no dividirá a Estados Unidos.

El 20 de enero, negociación de hace 50 años, las fuerzas que hicieron concesiones en ese momento finalmente expresarán su posición. Eso pondrá fin por completo a la ardiente ambición del PCCh.

Fuente de referencia :
1- Introducción a la China continental (中國大陸概論)
2- Historia de PCCh (中共黨史)
3- https://zh.m.wikipedia.org/zh-tw/%E4%B8%AD%E7%BE%8E%E5%85%B3%E7%B3%BB
4- https://www.epochtimes.com/b5/18/11/25/n10872958.htm/amp
5- https://www.epochtimes.com/b5/21/1/3/n12664169.htm/amp
6- https://news.ltn.com.tw/amp/news/world/breakingnews/2156471

7- https://gwins.org/cn/word/1514.html

8- Death by China (致命中國)

+1
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
西班牙巴塞罗那喜悦农场

genial

0