Shakespeare: Te vacunas o no te vacunas, Esa es la cuestión

  • Redacción y edición: Carlos

¿Te vacunas o no te vacunas?  Hasta hoy sigue la discusión de que si es efectivo tener las vacunas para protegerse del virus. Y existe además el efecto de ADE, que es una condición que hace que la presencia de anticuerpos generada por una primera infección agrave una segunda en vez de ayudar a combatirla y podría hacer fracasar el desarrollo de tratamientos y vacunas. Esto hace que la gente tenga duda de la efectividad de las vacunas. 

Todo parece un cuento sin resolver el gran misterio.  El cuento es:  vamos a suponer que tu casa es como tu cuerpo, que necesita la protección contra asalto por lo que tienes una puerta fuerte de protección, que es tu salud  y tu sana sistema de inmunidad.  De repente te avisan que anda suelto un ladrón de 30 y tantos años, tiene pelo corto, con ojos azules, y  con complexión fuerte, que es el virus coronavirus el COVID-19.  Y para asegurarte que no te llegue a romper la puerta de tu casa para robarte, pusiste una puerta antirrobo de acero, que es tu decisión de tomar la pastilla Hidroxicloroquina para protegerte del virus.  Sin embargo, existe la alternativa y te sugieren no tomar la pastilla, si no, contratar un vigilante fuetes para protegerte 24/7, que es inyectar la vacuna.  Y le dices a tu vigilante las características del ladrón para evitar el robo.  El ladrón llegó y trato un par de veces, sin lograr la entrada a tu casa.  Se fue muy furioso, y se disfrazó de una señora atractiva, que es la variante Delta o alguna otra por el resultado de la mutación,  y tu sigues con el mismo vigilante sin conocer las características del ladrón disfrazado, ni estar equipado para combatir el ladrón disfrazado, el vigilante deja que el ladrón entra a tu casa, o sea, entra el virus a tu cuerpo, pues el que recibió la vacuna se infectó de nuevo,  Pero algo malo ocurre,  el ladrón enojado está decidido a entrar a tu casa con gasolina y cerillo con la determinación de robarte y destruir tu casa,  o sea, el virus entra con ganancia de función para matarte.  Así que por mucho que alabes la función del vigilante, dejaste la protección en manos de un pa persona ajena,  perdiendo tu propio control.  El resultado puede ser fatal porque por recibir la vacuna, tu cuerpo ha perdido la capacidad de defenderse.  Ante una vacuna que no cubre todas las maldades que trae el virus, es probable que terminas en la muerte.

Colorín, colorado, el cuento se ha acabado.

La Hidroxicloroquina es la puerta fuerte que necesito para protegerme.  Con o sin el efecto de ADE, estoy fuertemente protegido contra el ladrón virus PCCh.  No me quiero confiar mi salud  a la vacuna que en realidad no sé qué  compuesto traiga  para protegerme contra todas las variantes del virus. Viva la libertad que cada quien tome su decisión.   Así dijo Jesucristo: El que quiera entender, que entienda.

Referencia: www.businessinsider.es

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments