Un trato justo para Trump y para los victimarios de COVID-19

  • Traducción:Carlos
  • Corrección de pruebas: Shuaihu

La prensa del estado de Arizona de EE.UU.  ha emitido noticias importantes en fechas recientes en referencia a la auditoría de las elecciones presidenciales del 2020.  Las pruebas y evidencias empiezan a salir una por una.  Aunque no va a cambiar mucho por la auditoría, las pruebas van a ser siempre pruebas. Y son cosas que las principales medias de comunicación no van a poder esconder la verdad. Tampoco van a poder sostener la legalidad del presidente Joe Biden.

Por esta misma razón, estas principales medias de comunicación tratan de profundizar el manipuleo de la libertad de expresión.  Por lo que dicen que nadie tiene el derecho de cuestionar el resultado electoral. Y es por lo que permitió el líder Republicano del Senado Kevin McCarthy a hacer un comentario absurdo afirmando que todos opinaron que las elecciones fueron justas. 

En la pasada elección Joe Biden obtuvo entrev 8 y 9 millones de votos más que Obama.  Sabemos que Obama ganó la elección de manera justa, por la simple razón de que tanto John McCain y Mitt Romney eran unos cascarones sin contenido. 

Durante esta última elección del 2020 Donaldo Trump aventajaba con cuantiosos votos en el momento de parar el conteo.  Esta ocasión Trump llevaba 6% de ventajas en los estados donde había mayor competencia, contrastando apenas 0.5% durante la contienda contra Hellary Clinton en algunos de estos estados.

Después de parar el conteo, se inició un fraude electoral gigantesco.  Ahora descubrimos el hecho de que en la oficina electoral del contado de Maricopa tenía eliminado el archivo completo que traía los datos de la elección.

Reconocieron los encargados que borraron desde las máquinas electorales todos los datos, y reconocieron ante el Senado que descubrieron que las irregularidades, y boletos que no cumplían los requisitos alcanzaron 17% de todos los votos. 

Los demócratas necesitaban cantidades astrofericas para bloquear Trump. Por lo tanto, si empecemos a inspeccionar los boletos de los estados de Michigan, New Hampshire, Pensilvania y Georgia, de seguro vamos a encontrar las mismas irregularidades

El gobierno podría ignorar estos números, FBI podría ignorar estos números, Pero lo que no podrán encubrir el hecho fue que de la 1:00 a las 3:00 de la madrugada, se aumentaba aceleradamente los votos a favor de Biden.  Con la misma estafa, llenaban los camiones de boletos falsos y trabajadores no oficiales corriendo de un lado para otro en la madrugada.  Había otras pruebas que señalaba que hasta las mismas máquinas para votar traían problemas.

Esto ha sido una lucha de poder con carácter criminal.  Puedes pensar y criticar a Trump de la manera que quieras. Él no es hombre perfecto, tampoco hay personas perfectas.  ¿Lo crítico es saber por qué la prensa y las medias de comunicación lo odian tanto? por qué los poderosos de la Tecnoligia informática le odian también?  inclusive, el partido demócrata trató de levantar acusaciones infundadas con intención de destituirle de la presidencia en tres ocasiones.  Todo porque fue un presidente que ganó por medio de votos populares. Fue el primer presidente que mantuvo una postura dura e intransigente contra el PCCh.

Aunque CNN realizó una encuesta manipulada, hubo 70% de republicanos creían que los demócratas ganaron la elección con fraude.  Hubo también indicación de la encuesta que 80% de la ciudadanía americana tuvieron dudas del resultado de esta elección.

No hay quien realmente admira a Biden, tampoco habíagente que alababa el discurso del estado de la nación de Biden que fuera el más bonito de la historia americana.  En realidad, este pobre hombre no puede hablar ni caminar normalmente. Las trabas que hicieron las medias principales de la comunicación tampoco han podido encubrir la deteriorada condición física de Biden.

En esta era oscura tendríamos que conservar el espíritu positivo y con calma. En realidad, Trump topó con unos fraudes electorales gigantescos, aunado al hecho de que tanto Anthony Fauci como la OMS se han cometido crímenes contra la humanidad.  El PCCh no podrá zafarse de estas responsabilidades. Todo indica que este partido se está llegando a su propio fin. 

No estamos solos.  Cada vez hay más gente que está en contra del confinamiento irracional, dudando sobre el resultado electoral, sobre el origen natural del coronavirus, duda inclusive sobre las vacunas.

Estos funcionarios públicos de los gobiernos tratan de oprimir la libertad de la gente que protesta, y seguirá oprimiendo cuando la gente para de protestar.

Por lo tanto, es nuestra obligación de presionar a que tanto Fauci como los coludidos científicos sean llevados ante la justicia internacional para darles la condenación justa y necesaria.

Cada vez hay más gente que se da cuenta de la realidad de estas cosas.  Sólo con el esclarecimiento de la verdad podríamos devolver la justicia a Donald Trump por las elecciones, y a las víctimas del coronavirus.  Porque el culpable es el PCCh.

Disclaimer: This article only represents the author’s view. Gnews is not responsible for any legal risks.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments